Sobre el centro

Somos una familia y nos esforzamos para que las personas se sientan como en casa

La experiencia en todos estos años nos ha permitido crear un espacio acogedor, familiar y de apoyo, con un sistema de trabajo centrado en las personas. Nuestro objetivo es acercarnos a cada usuario de forma individualizada, con cariño, empatía, respeto y profesionalidad.

Bet-Marga

Historia del centro

El centro de día La Lluna nace en 2002 tras vivir de forma muy cercana lo que supone la enfermedad de Alzheimer, tanto para quien la sufre como para su entorno más directo. En aquel momento, no había ningún centro de día cercano y decidimos que era necesario dar respuesta a esta situación. En realidad, lo decidió Marga, mi madre. Dejó su trabajo de toda la vida y se lanzó a la aventura de atender a personas mayores. Yo había finalizado la carrera de psicología y me pareció una oportunidad para aprender un poco lo que era el mundo laboral. ¡¡Y menudo aprendizaje!! Descubrí una vocación, un camino lleno de sorpresas, sonrisas, llantos, dificultades, experiencias vitales… y sobre todo mucho amor.

A día de hoy, mi madre se ha jubilado, ya se lo merece. Yo sigo al frente de este maravilloso proyecto, un espacio muy cercano y familiar que pretende ayudar a las personas mayores y dar apoyo a sus familias.

error: ¡Contenido protegido!
es_ES